Home > Coches > Usar el cinturón, el seguro de vida más barato

Usar el cinturón, el seguro de vida más barato

Usar el cinturón, el seguro de vida más barato

Usar el cinturón, el seguro de vida más barato

El cinturón, el seguro de vida más barato, cada año mueren en el mundo 1,3 millones de personas como consecuencia de los accidentes de tráfico, una cifra realmente dramática. España está entre los mejores

Cada año mueren en el mundo 1,3 millones de personas como consecuencia de los accidentes de tráfico, una cifra realmente dramática. España está entre los mejores países en cuanto a siniestralidad, ya que “solo” mueren en nuestras carreteras 1.100 personas cada año. Esta cifra aumenta hasta los 1.600 si se contabilizan también las víctimas en accidentes en ciudad.

En cualquier caso es una cifra inaceptable, no debería fallecer ni una sola persona como consecuencia del tráfico y ese es el objetivo que se busca conseguir con el coche autónomo. Pero este va a tardar tiempo en llegar y mucho más en generalizarse. La clave para conseguir una reducción rápida de esta cifra es la responsabilidad de los conductores, los peatones, los ciclistas, los motoristas…. Todos los implicados en el tráfico de una u otra forma son responsables directos de bajar esa cifra.

Aumentar la seguridad de los desplazamientos en coche, en moto, en bicicleta o andando es una tarea que en ocasiones depende de una inversión económica, otras veces requiere un esfuerzo adicional por parte de la persona implicada. Pero hay un aspecto que es muy fácil de implementar y que sirve para aumentar la seguridad vial: el cinturón de seguridad o el casco en el caso de motos y bicis.

Tener un coche más seguro supone gastar más dinero, comprar una mejor marca, incorporar el máximo de ayudas a la conducción y de elementos de seguridad. No hay duda que un conductor de un Volvo XC90 con el equipamiento más completo viajará mucho más seguro que alguien que lleva un Dacia, por poner un ejemplo. También un conductor que emplea un neumático de la mejor marca y lo cambia antes de llegar a su desgaste viajará más seguro.

Entre los factores humanos, de esfuerzo del conductor, los puntos clave son cumplir las normas, mantener los límites de velocidad, no usar el móvil mientras se conduce…. Pero sobre todo viajar permanentemente pendiente de todo lo que ocurre en la carretera. Pero sobre todo el respeto hacia el resto de usuarios de la vía. En este caso se requiere el compromiso del conductor de hacer bien su trabajo, que en ese momento es conducir. No es pensar en la reunión de trabajo, o en el colegio de sus hijos o en cómo pagar la hipoteca.

Usar el cinturón es gratis

Pero hay un tema que no cuesta dinero y que tampoco debería costar ningún esfuerzo, usar el cinturón de seguridad. Hoy en día todos los coches lo llevan de serie en España, y en la mayor parte de los vehículos también en las plazas traseras. Según los datos de la DGT reduce en un 50% el riesgo de muerte como consecuencia de un accidente y reduce la gravedad de las lesiones en el 75% de los casos.

Pese a ello, a que es gratis, a que lo llevan todos los coches, o que no cuesta nada ponérselo, más del 20% de los fallecidos en un accidente de tráfico no lo estaban utilizando en el momento del siniestro. La semana pasada la DGT hizo una campaña de control y detectó a 2.200 personas que no lo usaban mientras circulaban. Estas personas pagarán una multa de 200 euros y la detracción de 3 puntos del carné de conducir.

Ya están operativas, aunque de momento no multan, las primeras 50 cámaras para detectar y sancionar la no utilización del cinturón de seguridad. Estas cámaras que pronto serán 225, deberían haberse instalado el pasado mes de abril, pero un problema con la homologación ha retrasado su entrada en funcionamiento. Pero ya funcionan y están repartidas por toda España.

En el caso de las motocicletas y las bicicletas el lugar del cinturón de seguridad lo ocupa el casco. Circular con una moto sin casco es la manera más tonta de jugarse la vida, y lo mismo con la bicicleta, aunque las autoridades hayan decidido que para fomentar el uso de la bicicleta en ciudad, los mayores de 16 años no tienen obligación de usarlo.

Deberíamos conseguir que ponerse el cinturón de seguridad sea un acto reflejo en el mismo momento de entrar en el coche e inculcarles esa misma actitud a nuestros hijos. Nuestra vida y la suya depende de ello. Y lo mismo con el casco en los usuarios de vehículos de dos ruedas.