La DGT se une a Mobileye para traer el coche autónomo a las carreteras españolas

La DGT se une a Mobileye para traer el coche autónomo a las carreteras españolas

El coche autónomo es, cada vez más, una realidad. El concepto empieza a superar los límites de la ficción, y ya hay más de una marca que incluye prestaciones de conducción automática en sus vehículos.

Ahora, la Dirección General de Tráfico (DGT) quiere poner las cosas más fáciles para la llegada de estos coches, para que la transición hacia una movilidad autónoma no se encuentre con obstáculos a la hora de aplicarse. De este modo, se ha aliado con Mobileye, la empresa de vehículos autónomos del grupo informático Intel, para “allanar el camino” hacia el coche autónomo.

La DGT se prepara para un futuro con coches autónomos

Así, las dos entidades ponen en marcha el proyecto Autonomous Ready Spain, que, tal y como indica el nombre, quiere poner a punto las carreteras españolas para que sean aptas para estos coches de nueva generación.

El proyecto empezará a desarrollarse en Barcelona, donde 5.000 vehículos que circulen por la ciudad se equiparán con la tecnología Mobileye 8 Connect, que recopila datos en tiempo real sobre las calles e infraestructuras sobre la ciudad de Barcelona. La finalidad de todo ello es la de crear mapas de alta definición basados en la experiencia de estos vehículos a través del Road Experience Management (REM) de Mobileye.

El objetivo de estos mapas es crear una experiencia virtual que sirva de aprendizaje a la hora de crear y desarrollar las prestaciones para autónomos. De este modo, no solo se conseguirán unos vehículos más seguros, sino que también serán más ágiles al tráfico y prácticos durante el día a día.

Barcelona contará con mapas en alta definición

Los vehículos que participan en el proyecto serán flotas de diferentes entidades colaboradoras. Entre ellas, se encuentran servicios municipales, empresas de transporte, autobuses de transporte urbano, o servicios de ‘car sharing’ y ‘ride sharing’ (es decir, los de vehículo compartido).

La DGT se ha reunido con los responsables de la compañía de Mobileye en Jerusalén para analizar también los avances en los sistemas de ayuda y seguridad a la conducción (ADAS) y conocer el desarrollo de su sistema de conducción autónoma.

El organismo español también ha aprovechado la visita para conocer las medidas gubernamentales que se están llevando a cabo en Israel en cuanto a seguridad vial, y cómo la aplicación de la tecnología está afectando a la reducción de la siniestralidad y la mortalidad en las carreteras.

Según un estudio de la DGT, la implementación de sistemas de ayuda a la conducción (ADAS) a la flota de vehículos podría haber mitigado 4.000 atropellos el último año, y, además, reduciría un 54% los accidentes por colisión frontal, evitando 19.000 siniestros relacionados con salidas involuntarias de carril.