La DGT quiere reducir las muertes de motoristas en carretera con más concienciación y menos castigo

La DGT quiere reducir las muertes de motoristas en carretera con más concienciación y menos castigo

La Dirección General de Tráfico con su director Pere Navarro al frente siguen preocupados por la seguridad de los usuarios de motocicletas. El incremento de la siniestralidad en uno de los colectivos más vulnerables ha llevado a la organización a tomar cartas en el asunto.

A través de una batería de medidas elaborada de manera conjunta con la Asociación Mutua Motera la DGT ha presentado una iniciativa elaborada que reacciona desde el plano de la concienciación más que desde el castigo.

Los datos de la propia DGT son concluyentes aunque no especialmente significativos. Desde el organismo apuntan que en 2017 vivimos un repunte de fallecidos del 3% con respecto a 2016 pasando de 1.161 muertos en vías interurbanas a 1.200; el incremento de fallecidos por millón de habitantes pasó de 36 en 2015 (1.689 fallecidos) a 39 en 2016 (1.810 fallecidos). El total de muertes en accidente de tráfico en 2017 fue de 1.830.

En los datos que nos afectan directamente a los motoristas tampoco podemos estar contentos con 26 fallecidos más en 2017: de 214 a 240, un incremento leve pero notable del 12%. Para atajar esta lacra entre el colectivo de las dos ruedas, Pere Navarro ha presentado una batería de propuestas aún más contundente.

La DGT pretende atacar la accidentalidad del colectivo motorista a través de la concienciación y la educación de todos los usuarios de la vía, pero previsiblemente sin dejar de lado la ya habitual persecución que se realiza de los usuarios de cualquier vehículo.

Grupo de Trabajo para la Seguridad Vial de Motos y Ciclomotores. De manera accesoria también se va a promover la recuperación de un departamento destinado a estudiar y manifestar las necesidades con las que se puede mejorar la seguridad de los motoristas entre el tráfico rodado.

Educación de los motoristas. Más allá de la existencia de los carnet A, A1 y A2, la formación de los motoristas será un punto clave a través de cursos voluntarios con beneficios, otorgando dos puntos de carnet a quienes acudan a un curso de conducción segura, cursos para usuarios del carnet B convalidado y otros cursos específicos para profesionales cuyo trabajo se desarrolle sobre una moto.

Fuente: motor pasion moto