3,3 millones de coches con airbags potencialmente mortales serán revisados, el escándalo Takata continúa

3,3 millones de coches con airbags potencialmente mortales serán revisados, el escándalo Takata continúa

El de Takata es uno de los mayores escándalos de la historia, quizás el que más, de la seguridad en la industria del automóvil.

Se habla de 34 millones de coches afectados y 46 millones de airbags defectuosos, que han sido responsables de lesiones graves en muchos usuarios, e incluso de muertes. Hoy sabemos que otros 3,3 millones de coches serán llamados a revisión en Estados Unidos y todo apunta a que en los próximos años la lista de vehículos afectados seguirá creciendo, mientras el proceso de sustitución y reparación de airbags sigue, con la prioridad de reparar los coches más antiguos.

El escándalo ha golpeado a Takata, proveedor de diferentes componentes para el automóvil, como estos airbags, que no solo no protegen la vida y el cuerpo de sus pasajeros, sino que incluso agravan las consecuencias de un accidente por las lesiones que producen por estar defectuosos. Se habla de al menos 20 muertes y más de 180 heridos por el uso de airbags defectuosos Takata en sus coches.

Pero también ha golpeado a toda la industria del automóvil. En las últimas llamadas a revisión se solicitaba reparar los airbags defectuosos que podrían estar presentes en coches de los años 2009, 2010 y 2013, de marcas como Honda, Toyota, Audi, BMW, Daimler Vans, Fiat-Chrysler, Ford, General Motors, Jaguar-Land Rover, Mazda, Mercedes-Benz, Mitsubishi, Nissan, Subaru y Tesla.